miércoles, 25 de enero de 2012

Tormenta solar


La densa nube de materia solar que golpeó el martes el campo magnético de la Tierra no ha pasado desapercibida. En el hemisferio norte se han podido ver espectaculares auroras boreales como las del vídeo (www.rtve.es) que os hemos dejado sobre este texto. Varios vuelos cuya ruta surcaba los cielos del Ártico fueron desviados para evitar que los pasajeros sufrieran un exceso de radiación.

Los efectos de la tormenta solar de clase M8,7, la más intensa desde 2005, seguirán notándose a lo largo de estos días, aunque no se esperan daños de consideración. Por ahora los satélites y las comunicaciones no han sido interrumpidas por esta gran tormenta solar. No se descarta que en los próximos días las manchas 1401 y 1402 provoquen nuevas erupciones solares, incluso más intensas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

/* codigo para facebook