miércoles, 14 de diciembre de 2011

2011 Año Internacional de los Bosques (II)

Cuando estamos apunto de cerrar un año lleno de iniciativas y campañas  para salvar nuestros bosques, nos encontramos con una noticia que ha conmovido al Planeta entero. El Senado brasileño aprobó por abrumadora mayoría una nueva legislación ambiental que aliviaría restricciones sobre deforestación en el Amazonas. La ley, que cuenta con el apoyo del sector agrícola y ganadero y teniendo fuerte oposición de la ciudadanía, permite la deforestación en zonas anteriormente amparadas por las figuras de Áreas de Reserva y Áreas de Protección Permanente (áreas con excepcionales atributos ambientales y sociales y que desempeñan una importante función protectora), y permite que las áreas deforestadas de manera ilegal antes de julio del 2008 no sean restauradas.
Con esta situación, tanto agricultura como ganadería a escala masiva podrán ocupar las zonas, aún cuando estas mismas actividades sean una de las principales causas de destrucción de bosques tropicales en toda la zona. La nueva ley ya se aprobó pero, de aplicarse serán 79 millones de hectáreas las que podrían terminar siendo deforestadas, cifra que equivale a 29 gigatoneladas adicionales de CO2 a la atmósfera.









En la web de la WWF nos hablan de esta Ley y proponen enviar un mensaje a la Presidenta de Brasil Dilma Rousseff para pedir que se revise esta Ley Forestal.

Un dato más: De agosto del 2010 a julio del 2011 se destruyeron aproximadamente 6.240 kilómetros cuadrados de selva, según el Instituto Nacional para la Investigación del Espacio. ¿Qué futuro nos espera?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

/* codigo para facebook